CENTENARIO AJC

GALERÍA FOTOGRÁFICA 

DISCURSO CENTENARIO

Ante todo quiero agradecer su presencia en este salón.
Especialmente agradecer a quienes depositaron su confianza y nos
dieron el honor y el privilegio de representarlos en esta nuestra
Asociación.
Sé que ha habido mucho descontento porque desde hace un tiempo
lamentablemente no se han podido concretar algunos de los
beneficios a los cuales estábamos acostumbrados, pero quiero
recordarles que nuestra asociación sólo se sustenta con las cuotas
sociales, cuota que desde hace más de 10 años ha tenido el mismo
valor. Para poder reactivar los beneficios y lograr muchos más,
hemos tomado la determinación de subir el valor de la cuota social a
contar del próximo año.
Pero no es tan sólo el alza de la cuota la que necesitamos. Es
necesaria la participación activa de cada uno de nosotros,
necesitamos que se involucren en nuestros proyectos. Que
propongan actividades, y todo lo que conlleve a engrandecernos.
Hay mucho por hacer, muchos son los logros que podemos alcanzar,
pero para ello debemos trabajar y el trabajo en conjunto nos hará
alcanzar todo lo que nos propongamos.
Quiero contarles que hace unos días atrás recibí un hermoso mensaje
que dice que la vida es un como un viaje en tren, con sus estaciones,
cambios de vías, accidentes… un viaje en el que conoceremos mucha
gente, familia, amigos, compañeros de trabajo y algunos que ni
siquiera alcanzaremos a conocer. Viaje que estará lleno de alegrías,
tristezas, fantasías, esperas y despedidas. El éxito consiste en tener
una buena relación con todos los pasajeros, es dar lo mejor de
nosotros.
No sabemos cuando nos bajaremos. Por eso debemos vivir de la
mejor manera, amar, perdonar, ofrecer lo mejor de nosotros. Así
cuando llegue el momento de desembarcar dejemos bonitos recuerdo
a los que continúan viajando.
Este hermoso mensaje me hizo entender que todos nosotros tenemos
un enorme privilegio, el privilegio de contar con un carro de este tren
de la vida, nuestra Asociación, y cada uno de nosotros cuenta con un
ticket de ingreso, por eso los invito a subirnos a este nuestro carro, y
tal como dice el mensaje llenarlo con las cosas buenas de la vida y
seguir este viaje haciendo que cada día sea mejor, cosechando éxito
y dando mucho amor.
Un abrazo gigante y cariñoso para cada uno de ustedes.
Y ahora, a disfrutar de nuestra celebración.

Muchas gracias.-